05 de 12 de 2017

¡El segundo a bordo!

segundohijoabordo

¡Prepara a tu hijo para la llegada de su hermanito!

Una de las mayores preocupaciones de los padres cuando tenemos un segundo bebé es cómo va a aceptar el primogénito el desembarco del nuevo hermano en su vida. “Lo primero es normalizar la noticia” –explica Ruth Castillo Gualda, psicóloga especialista en inteligencia emocional–. Es probable que antes de que la pancita sea muy evidente ya estemos hablando de ello, que nuestro hijo nos escuche contarlo a los familiares, que celebremos el embarazo, que hayamos comprado algo, etcétera. “Aunque nos parezca que no, esto lo percibe el niño, por lo que incluirlo en este acontecimiento es importante para que se sienta parte de él. Por eso es conveniente no esperar a que los cambios sean evidentes, sino ir implicando al hermano mayor en lo que ocurre”.

UNAS SEMANAS ANTES
Los niños pequeños no toleran bien la incertidumbre, no saber lo que va a pasar. Por eso es tan necesario darles todas las explicaciones posibles sobre qué sucederá cuando tengamos que irnos al hospital para dar a luz.
• Explícale con claridad que cuando nazca el bebé, mamá tendrá que quedarse unos días en el hospital, pero que será por poco tiempo y que podrán ir a verla al hospital.
• Déjale claro quién se ocupará de él en esos días. Los abuelos son los más indicados, pero es muy importante que papá también pase mucho tiempo a su lado hasta que mamá vuelva y, por supuesto, después también, ya que tendrán que repartirse el cuidado de los dos niños.
• Es buena idea pasar cerca del hospital antes de dar a luz y contarle que es allí donde va a nacer su hermanito.
• Reconócele todo lo que ya sabe hacer, esto reforzará su autoestima y facilitará que asuma positivamente el rol de hermano mayor.
• Dile en lo que puede ayudar, como guardar algo en la maleta para el hospital, colocar unos pañales, acomodar los biberones… Destaca la importancia de su colaboración.
• Puedes ir aumentando su capacidad de autocontrol antes de que nazca el bebé; necesitarás retrasar poco a poco las gratificaciones para que no se frustre tanto cuando no tenga toda tu atención.

ç

¡Entrar a casa juntos!

Lo normal tras dar a luz es que estemos deseando volver a casa para empezar la vida normal. “Para mí, como madre y psicóloga, la llegada con un nuevo miembro a la familia es siempre un acontecimiento precioso, que los padres esperamos con muchísimas ganas –explica Ruth Castillo–. Lo deseable es que toda la familia venga desde el hospital y entre junta a su hogar para promover la idea de unidad. Cruzar la puerta de alguna manera todos unidos. Que no suceda que el mayor llegue a casa con los abuelos y se encuentre a su hermanito ya allí, por ejemplo”. Es importante dejar organizado previamente los utensilios y muebles, así como haberlo hecho con el niño mayor para que esté listo cuando se requiera su ayuda: “¿Me traes un pañal de esa caja donde los guardamos?”. Por pequeño que sea, siempre hay algo que puede hacer, aunque sea darnos las toallitas… o el visto bueno al cambio de pijama de su hermanito.

Fuente: Revista Ser Padres / Por: Belén Valderrábano / Asesoría: Ruth Castillo Gualda, especialista en educación emocional. 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último