08 de 11 de 2017

¿Cómo compatibilizar la maternidad y el trabajo?

mamatrabajadoraslide

Ellas encontraron la solución para conciliar su trabajo con la maternidad; déjate inspirar con su creatividad.

¿Tienen superpoderes o cómo lo hacen? Conseguir una buena organización es la clave para sobrevivir sin sucumbir al estrés de la maternidad. La paciencia, sobre todo, el ingenio para sacar tiempo de debajo de las piedras son la base de su día a día. Aunque cada mamá tiene su fórmula, que aplica según su caso particular. Cuatro “supermadres” con estilo propio, nos cuentan su experiencia para que tomes todos los consejos que te sirvan en tu circunstancia personal.

MEDIAS JORNADAS COMPARTIDAS
Todas las mañanas, Paloma, madre de una niña de un año, sale a trabajar y antes de llegar a la oficina, hace una parada obligada: la casa de su amiga Gema. Allí deja a su hija en buenas manos y en compañía del hijo de Gema. A las tres de la tarde, la situación se repite, pero a la inversa: es Gema quien sale a trabajar y deja a su hijo al cuidado de Paloma, ella se encarga de atender a los dos pequeños hasta las nueve, cuando su amiga sale del trabajo y pasa por su hijo. Esta fórmula que las dos acordaron cuando terminaba su incapacidad por maternidad, es la que les funciona mejor. En cuanto a cómo dieron con ese plan, aseguran que llegó sin pensar: “Las dos habíamos hablado de que en breve volveríamos al trabajo y quedamos de ir a ver escuelas juntas. Cuando comentamos que íbamos a reducir nuestras jornadas lo vimos muy claro: no había necesidad de buscar una guardería si nos organizábamos bien. Por supuesto que es más cansado, pero también te da más seguridad y puedo llamar a casa de Gema cuando quiera para preguntar cómo están”.

LA OFICINA EN CASA
Teresa, madre de dos niños de seis meses y año y medio, optó por otra solución. “Cuando volví al trabajo después de tener mi primer hijo, decidí dejarlo con mi madre, que estaba con él todo el día. Pero después, al quedar embarazada del segundo, me pareció un exceso que ella cuidara de los dos. Además, me daba la impresión de que me estaba perdiendo muchas cosas. Cuando llegaba a casa, solo me daba tiempo para dar de cenar a mi hijo mayor y acostarlo”. El problema es que no podía dejar de trabajar, por lo que planteó una solución a su jefe: hacer su trabajo, de diseñadora gráfica, desde casa. “Al principio estuve un mes a prueba y lo cierto es que tardé en organizarme, porque no es lo mismo trabajar en un ambiente laboral, que crearlo tú en tu propia casa sin desatender a los niños. Poco a poco, busqué los espacios en los que podía concentrarme y acordé con mi marido que él se ocuparía de ellos en cuanto regresara a casa. Es complejo y cansado, muchas veces desesperante y frustrante, pero lo que disfruto ahora de ellos compensa cualquier esfuerzo”.

mamtrabajadorainterior

DE EMPLEADA A EMPRESARIA
Elena es madre de tres hijos y se vio en dificultades para retomar su carrera profesional, que había dejado de lado cuando nació su primer hijo. La razón de su regreso al mercado laboral es que creía que cuanto más tardara en incorporarse, más le costaría adaptarse. “El problema es que, después de cinco años, no sabía por dónde empezar. Tenía claro que lo que hiciera quería que fuera desde casa, pero sabía que buscar un trabajo en esas condiciones no me resultaría fácil, así que decidí montar mi propia empresa”.

Su Licenciatura en Economía le dio la ventaja de no tener que contratar a nadie para llevar la contabilidad de la empresa, así que lo siguiente fue pensar en un campo en el que pudiera ofrecer un servicio que conociera bien. “Antes trabajaba en el departamento de contabilidad de una empresa que llevaba varios gimnasios, eso es lo que me dio la idea: monté una empresa de entrenadores personales a domicilio. Ahora tengo una página web desde la que se pueden contratar profesores de tenis para clases particulares y entrenadores personales. Con un teléfono y una computadora puedo organizarme bien desde casa, mientras me ocupo de mis hijos”.

CONSEJOS PARA APROVECHAR EL TIEMPO AL MÁXIMO
• Utiliza el tiempo de sueño de los niños para el trabajo que requiera mayor concentración.
• No centres las horas de mayor esfuerzo intelectual antes de las comidas del bebé, mejor déjalas para después.
• Aprovecha las horas de más actividad de los pequeños para poner pausa al trabajo y disfrutarlos.
• Utiliza el paseo diario del bebé para hacer las compras que necesitas.

IDEAS PARA OBTENER INGRESOS EXTRA DESDE CASA
1. Vender arte. Desde obras de cerámica, collares, pintura, fotografía… no es fácil. Pero a veces funciona y muy bien.
2. Clases particulares. La cocina, las matemáticas o los idiomas son algunas de las disciplinas prácticas de las que se puede sacar provecho enseñando a otros.
3. Catering. La opción de cocinar en tu propia casa para eventos puntuales reporta una cantidad económica considerable.
4. Ventas. Las pequeñas reuniones de grupos de amigos y conocidos interesados en comprar cosméticos, prendas de vestir, joyería o cualquier otro artículo de catálogo son una posibilidad que muchas madres han puesto en práctica.

[Por: Lola Teixido / Asesoría: José González, Psicólogo]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último