08 de 09 de 2017

¿Se puede viajar embarazada?

pregnanttripslide

¡Te respondemos una de las preguntas más frecuentes durante los nueve meses!

Quieres regalarte una escapada, pero tienes varias preguntas en la mente: ¿cuál es el mejor momento?, ¿qué debes tomar en cuenta para elegir el destino? Especialistas aseguran que se puede viajar durante el embarazo, siempre que este no sea de riesgo ni exista una enfermedad materna o fetal que lo desaconseje; aunque “es mejor programar el viaje en el segundo trimestre. Entre las semanas 12 y 28, el riesgo de parto prematuro es mínimo, las molestias de los primeros meses (náuseas o cansancio) han disminuido y la mujer aún no ha ganado tanto peso como para sentirse incómoda”.

En cuanto a los mejores destinos, la doctora de la Calle comenta que “todo es posible, pero hasta que nazca el bebé es mejor evitar los lugares exóticos y el deporte de aventura, sobre todo aquellas zonas con deficiente limpieza o donde los mosquitos, el agua y los alimentos sin tratar puedan transmitir enfermedades, con vacunas o sin ellas”.

Aquí las preguntas más comunes de nuestras lectoras:

Tengo vacaciones a partir de la semana 23 de embarazo y quiero irme unos días fuera de la ciudad. ¿Qué medio de transporte es más recomendable?
El bús es el medio más incómodo durante la gestación, pues las posibilidades de movimiento son mínimas. El auto es una buena alternativa, porque podrás parar siempre que sea necesario. En este caso, María de la Calle recomienda “hacer un descanso cada dos horas para estirar las piernas diez minutos, ir al baño y comer algo”. En cuanto al avión, es un sistema cómodo, rápido y seguro, con ciertas precauciones: permanecer mucho tiempo sentada puede provocar problemas circulatorios, lo que hace años se llamó “síndrome de la clase turista”; para combatirlo, te conviene dar paseos por el pasillo, mover las articulaciones, estirar los brazos y, en definitiva, caminar.

travelpregnantinterior

Debo hacer un viaje en avión a las 33 semanas, ¿pueden prohibirme subir?
Lo más recomendable es acudir directamente a la compañía aérea con la que vas a viajar y pedir que te informen, porque las condiciones varían entre unas y otras. Muchas de ellas exigen una autorización médica del ginecólogo superada la semana 28, donde se indique las semanas de gestación en el momento del vuelo, la fecha prevista del parto y que no existan contraindicaciones para viajar en avión. Las mismas precauciones aplican cuando se piensa viajar en barco. En cuanto a los equipos detectores de metales de los aeropuertos o puertos, no implican ningún riesgo para el bebé. Identifícate como mujer embarazada con el personal aéreo para abordar antes que el resto de pasajeros y, si es posible, reserva un asiento en primera fila, donde tendrás más espacio al no haber otros asientos delante.

Me mareo mucho en los viajes largos. ¿Puedo tomar pastillas estando embarazada? ¿Hay que tomar alguna precaución en el trayecto?
Se desaconseja tomar pastillas o jarabes contra el mareo durante la gestación, sin consultar antes al médico especialista. Para prevenir y disminuir las náuseas, es mejor chupar algo con glucosa, como un caramelo. Respecto a si hay que tomar medidas especiales, la doctora de la Calle aconseja “procurar no viajar con el estómago vacío y llevar provisiones que puedan aliviar las náuseas o quitar el hambre, porque a veces es complicado encontrar algo saludable durante el trayecto. Además, tanto en el viaje como al llegar, es recomendable beber mucha agua, sobre todo si se elige un destino caluroso, ya que ayuda a aliviar la retención de líquidos propia del embarazo”.

pregnanttripinteriordos

Antes de reservar un viaje, ¿pido autorización a mi ginecólogo?
Si el embarazo transcurre con normalidad, no hay inconveniente para viajar durante el embarazo, aunque esto puede cambiar según el estado de salud de la mujer y las características del lugar de destino. Los desplazamientos prolongados se desaconsejan cuando existen antecedentes de aborto o parto prematuro, o si se han detectado anormalidades en la placenta, hemorragias vaginales, embarazo múltiple, hipertensión, diabetes o anemia severa. Pero si el lugar al cual se pretende ir de vacación se encuentra cerca, es conocido y dispone de buenos recursos médicos, el ginecólogo no suele tener nada que objetar, aunque siempre preferirá hacer un chequeo general. Si quieres hacer un viaje largo, coméntalo antes con él, seguro te dará las precauciones básicas para que tu desplazamiento resulte cómodo y seguro, también para que te vayas tranquila.

TIPS PARA EL VIAJE
• Mantén la hidratación. Bebe mucho líquido, especialmente si viajas a zonas cálidas. La deshidratación es un riesgo que debes evitar. Si viajas a otros países bebe solo agua embotellada.
• No descuides la alimentación. Evita las grasas, las comidas demasiado pesadas, controla las calorías y prefiere frutas y verduras, que además de ser sanas, te ayudarán a mantener a raya el estreñimiento.
• No dejes de hacer ejercicio. Al menos una caminata diaria de media hora te ayudará a no perder el estado físico.
• Protección solar. Protégete la piel con cremas solares y evita la exposición al sol durante las horas centrales del día.
• Seguro por cancelación. Si reservas con anticipación, ten en cuenta que en tu estado los planes pueden cambiar en cualquier momento, por lo que conviene que preguntes a tu aerolínea los requisitos de reembolso del viaje en caso de que tengas que cancelarlo.

[Por: Carmen López / Asesoría: María de la Calle, Ginecóloga]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último