29 de 08 de 2017

“Yo grito y él se calla”… ¿Qué hacer cuando los padres no se ponen de acuerdo?

family

Criar es bastante difícil, sobre todo cuando mamá y papá tienen diferentes opiniones. ¡Nuestros expertos te aconsejan para terminar con el papel de “bruja”!

Una pregunta para mamá: ¿Te sientes la mala del cuento? La psicóloga Laura García explica que “la razón de que las madres sean vistas como ‘las malas de la película’ se debe a que, por lo general, son las que pasan más tiempo con los hijos y organizan las rutinas domésticas y escolares. El padre, por su parte, suele pasar menos tiempo en casa a diario y tiende a ser más condescendiente”.

Este escenario genera que los niños, que son unos auténticos espectadores analíticos de la realidad cotidiana, a veces saquen partido de estos distintos roles, acercándose “al sol que más calienta” (generalmente el padre). Por supuesto, esto puede producir malestar en el progenitor desplazado (normalmente, mamá). “Por suerte, esta situación se soluciona de forma rápida cuando ambos padres asumen por igual la tarea de educar con las mismas normas a los hijos. Por eso, hay que huir del ‘poli bueno’ y ‘poli malo’, que tanto daño causa en la educación infantil”, recomienda la psicóloga.

Es trabajo de mamá…
• Expresar su sentir. Muchos hombres no entienden por qué su actitud molesta tanto a su pareja (y de paso agrada tanto a los hijos). Es necesario que expliques a papá que te sientes desautorizada y poco apoyada por él. Recuerda hacerlo cuando ambos estén relajados.

Es trabajo de papá…
• Cambiar su perspectiva. La crianza de los niños no solo corresponde a mamá; recuerda que la pareja es el cimiento de la familia. Por lo tanto, toda acción y decisión debe ir respaldada por los dos. Mamá es tu mejor y mayor socio en esta empresa llamada familia; trabaja con ella.

Es de los dos…
1. Decir “no” a los secretitos. Es importante fomentar la comunicación abierta entre todos los miembros de la familia. Guardar el secreto de algo que el niño ha dicho o hecho mal y ocultarlo al otro miembro de la pareja solo aumenta la división de roles.
2. Apostar por dos. Aunque tu pareja y tú tengan caracteres y opiniones muy diferentes, es importante que los niños perciban que se encuentran ante un frente común en lo que se refiere a normas y castigos. Ambos las definen y las ejercen.
3. Guardarse las descalificaciones. Si no te gusta cómo ha actuado tu pareja delante de los niños en una determinada situación, no le recrimines ni lo desautorices delante de ellos. Lo mejor es que, siempre en privado, le digas tu malestar y lleguen a un acuerdo de la estrategia a adoptar cuando se presente una situación similar en el futuro.

[Por: Carla Nieto / Asesoría: Laura García Agustín, psicóloga experta en inteligencia emocional]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último