02 de 08 de 2017

¡Todo lo que necesitas saber sobre la lactancia!

l

¡Para celebrar la semana mundial de la lactancia, te traemos los datos esenciales que necesitas saber de este hermoso e importante momento, además del impacto que tiene en el desarrollo de tus hijos!

Lee los consejos que nuestra asesora de Lactancia Materna, miembro de la organización Treasure Chest de York, Inglaterra, tiene para ti.

¿Por que es recomendable la leche materna? Primero, porque este proceso es una muy linda manera de establecer el vínculo emocional con tu bebé a partir desde su nacimiento. Al amamantarlo no solo le brindarás la energía para el crecimiento de su cuerpo, sino que también contribuyes al sano desarrollo emocional de tu bebé.

¿Cómo se produce? La lactancia comienza a partir del embarazo, ¡sí! Tus pechos se han ido transformando a lo largo del periodo de gestación, quizá lo que más notes es que se han vuelto un poco más grandes, tienen un color más intenso en los pezones y areolas, y están muy sensibles al tacto. Esto porque existe una red de conductos que transportarán la leche desde los lóbulos donde se produce hasta llegar a los pezones. Al nacer, mientras tu bebé siga succionando, la leche seguirá produciendo, porque los tus mamas nunca quedarán vacías.

- Se recomienda amamantar al bebé de ambos pechos, para establecer la lactancia de manera efectiva. Las señales para producir la leche se envían a cada pecho cada vez que este sea estimulado.

bebeymama

- La cantidad de leche que se produce será la que necesite tu bebé si la alimentación se hace a demanda. Cada mama trabaja de manera independiente de la otra y es totalmente posible amamantar con una sola.

- La forma más natural de iniciar con la lactancia es a partir del momento en que tu pequeño llega al mundo. Verás cómo apenas tenga la oportunidad buscará tu pecho y comenzará a comer como si lo hubiera hecho antes.

- El contacto piel con piel entre mamá y guagua en la primera hora de vida activará en tu cuerpo las hormonas que iniciarán con la producción de leche. Además, es importante para el pequeño, ya que ayuda a calmarlo y regula su respiración y ritmo cardiaco. Su sentido del olor se activará y se abrazará a tu pecho muy pronto. Tus senos aumentarán un grado de temperatura para ayudar al bebé a regular la suya también. Se recomienda que el contacto piel con piel sea sin apuro y sin límite de tiempo, y de al menos una hora.

- Darle una mamadera con otro tipo de leche puede poner en riesgo este sistema, ya que tu bebé no demandará esa toma y tu cuerpo entenderá que no la necesita, y entrar así en un círculo vicioso que puede terminar con la lactancia.

- Antes de introducir alguna mamadera o chupete, tu hijo debe comer directamente de tu seno las primeras seis semanas. De esta manera tu producción de leche estará bien establecida y tendrás mayores probabilidades de que tu hijo esté bien alimentado.

bebeylactancia

- El primer tipo de leche que produces se llama calostro. Es rica en nutrientes y energía, y es lo único que tu chiquitito necesita los primeros días de su vida. Es de consistencia espesa y densa, de color amarillo que se produce en pequeñas cantidades. Entre el segundo y cuarto día comenzarás a producir más leche y empezará a cambiar hasta que se convierta en la leche madura. Esto ocurre porque tu cuerpo produce un exceso de leche y dejará de hacerlo hasta que sepa cuánto es lo que tu bebé necesita.

- La calidad de la leche en toda la toma es la misma, ya que contiene todos los nutrientes que tu guagua necesita en esta etapa de su vida.

- Los primeros días debe estar al pecho mínimo 8-12 veces en 24 horas. Es constante porque su estómago es muy chiquitito, aproximadamente del tamaño de una guinda al nacer

- Es importante dejar que él se suelte solo y no pensar que ya ha estado «suficientes» minutos amamantando.

- Tal vez unas veces las tomas sean más rápidas que otras; puede variar durante el día o la noche. Por eso es importante observar su comportamiento durante la toma para estar segura de que está satisfecho.

- Cuando las succiones se vuelven más lentas y esporádicas es indicador de que ya está a punto de terminar la toma del primer pecho. Su cuerpo se verá más relajado y finalmente se soltará solo al terminar. Puedes aprovechar ese momento para cambiar su pañal y ofrecerle el segundo pecho.

Por: Janet Correa Varas
Asesora: Irma E. Gómez, asesora en la lactancia de treasure Cest York.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último