25 de 07 de 2017

¡10 consejos para un súper baño feliz!

bañoslide

Si eres primeriza, te entregamos todos los tips que necesitas para que la hora de limpiar a tu bebé sea sencilla. ¡Descubre más aquí!

1) Busca un momento tranquilo. Aunque se acostumbra bañar al bebé al final del día, también puedes hacerlo por la mañana. Esta puede ser una buena solución para los primeros meses, sobre todo si tienes otros hijos. Busca un momento en el que tengas la tranquilidad necesaria y el tiempo suficiente. Hay que hacerlo a la misma hora, pero no después de que haya comido.

2) Pide ayuda a tu pareja. Al menos las primeras veces, hasta que tengas más confianza y experiencia, conviene contar con la ayuda de otra persona. Lo mejor es que el papá y la mamá coincidan. Aunque es mejor que solo uno se ocupe directamente de cargar al bebé.

3) Todo listo antes de empezar. Nunca hay que meterlo a la bañera hasta que tengas a mano todo lo que necesitas esponja, gel, jabón, shampoo, toalla, crema, pañal, ropita. Una buena idea es tener junto a la tina una lista detallada y repasarla justo antes de comenzar.

bañotimedos

4) Preparativos. Por su seguridad es preferible dejar al bebé en la cuna que preparar el baño con él en brazos. Y lo mismo sucede a la hora de recogerlo y ordenar todo el baño o área de limpieza.

5) Calienta la habitación. La temperatura ambiental debe ser entre 22 y los 25°C. Si usas calentador eléctrico, ponlo lejos de la tina. Lo mejor es encenderlo con antelación y apagarlo y desenchufarlo antes de empezar. Y cuidado con exponer al bebé a corrientes de aire.

6) No llenes mucho la tina. Bastan unos 10 cm de profundidad. Además de ahorrar agua, el bebé se sentirá más confiado y a ti te resultará más fácil bañarlo.

7) No alargar el baño. Al principio son suficientes dos o tres minutos, lo justo para echarle agua por todo el cuerpo y que el pequeño pueda patalear un poco. No lo bañes cuando estés apurada.

bañotime

8) Mantén la calma. No es raro que el recién nacido llore en sus primeras incursiones en el agua. Comprueba que todo está bien y no te desesperes. Es una reacción pasajera, después llorará porque no querrá salirse.

9) No hay que bañarlo diario. Si alguna vez no hay tiempo, puedes saltarte el ritual. Y si el bebé no es amante del agua, prueba a espaciar los baños.

10) No lo dejes solo nunca. No importa si tu guagua es recién nacido o mayor, si apenas se mueve o si ya se sienta sin ayuda, si hay poca agua o está acompañado por algún hermanito. ¡Jamás debes dejarlo solo ni un instante!

¡Con estos tips serás una experta en la hora del baño!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último