17 de 07 de 2017

Luisana Lopilato se confiesa sobre la enfermedad de su hijo

LuisanayMichael

La actriz argentina rompió el silencio y conversó de forma exclusiva con la reconocida conductora de televisión Susana Giménez. Descubre sus declaraciones sobre el cáncer que afectó a su pequeño hijo aquí.

El último año ha sido muy intenso para la familia de Luisana Lopilato y el famoso cantante Michael Bublé, tras enterarse que Noah, de solo tres años, padecía de cáncer al hígado. Pero las cosas al fin se han tranquilizado y el pequeño se encuentra recuperado, es por eso, que la madre decidió conceder una entrevista en exclusiva a Susana Giménez, quién viajó hasta Canadá, para filmar las confesiones de cómo se sintió la familia luego del terrible diagnóstico.

Los problemas de salud comenzaron en Buenos Aires, “yo estaba filmando y bueno -Noah- le agarró una gripe, me habían dicho que tenía paperas… Se le había inflamado una glándula y justo su pediatra no estaba en Argentina. Fui a otros doctores y decían que era una glándula inflamada, que eran paperas, que no había que darle medicamento…”, confesó la actriz. Dos días después llegó su doctora de cabecera a quien no le pareció que era el diagnóstico correcto y prefirió un estudio completo. “Le hice todo todo, análisis de sangre y cuando le estaban haciendo una ecografía me dijeron que le encontraron algo a la panza… El mismo día me enteré de que era un tumor y tomé la decisión de irme”.

Michael Bublé quien se encontraba en una entrevista muy importante en Inglaterra por su nuevo álbum, no se enteró en un principio de la decisión que tomó su mujer. “Sin comunicarme con Mike, saqué un vuelo y me fui sin pensar esa misma noche hasta Los Ángeles, ahí lo llevé al hospital”.

La actriz recalcó que cree que las cosas ocurrieron en el momento correcto con la ayuda de Dios, ya que si al pequeño no le hacían la ecografia, nunca se hubiese sabido que tenía un tumor. “Yo estaba con mi mamá cuando me dijeron… Mike voló ese mismo día también desde donde estaba… Le hicimos todos los estudios y encontramos que era lo que era, pero bueno, fue todo como se tenía que dar. Dios puso los médicos que tenía que poner y nos quedamos en Los Ángeles. Vivimos los siete meses pegados ahí, yo dejé la película y Mike dejó el tour porque recién había sacaba su disco”.

No importaron las apretadas agendas, los padres tenía que acompañar a Noah en todo momento. “Esas cosas que pasan en la vida, te hace pensar que las cosas importantes no son las que piensas que es.. Lo mas importante es tener fe, estar fuerte, de que vas a salir, hasta el día de hoy no hay noche en que le pido a Dios… Pero ya pasó la peor”.

A pesar de la fuerza que sacó Luisana, su madre fue un pilar muy importante en estos siete meses de tratamiento. “Yo tengo mucha fe y siempre la tengo, tenía momentos que estaba muy mal y estaba tirada, pero me volvía a levantar… Mi mamá es de fierro, una mujer con mucha fe, así que cuando yo me caía ella me decía no, tu hijo va a estar bien, va a estar sano”.

Tanto Luisana como Michael están muy agradecidos del amor y los rezos que sintieron desde su familia, amigos y fanáticos. Y sin importar los difíciles momentos, siempre ven el lado positivo de este terrible diagnóstico… “Estas cosas te cambian la perspectiva de la vida, él -Noah- fue la luz de todos los días… Creo que me sirvió para darme cuenta de que lo más importante es esto, mi familia y después elegir lo que uno quiere hacer en la vida, lo que hace feliz”. Y su pasión se mantiene la actuación. Tras la recuperación de Noah, la actriz regresó a Argentina para terminar de grabar la película “Los que aman, odian”.

¡Revisa la entrevista completa!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último