14 de 07 de 2017

¿Cómo saber si mi hijo tiene depresión?

sadkidsslide

Hace unos años se creía que la depresión solo afectaba a los adultos. Actualmente se sabe que este trastorno del estado de ánimo también afecta a niños, incluso desde muy pequeños. ¡Descubre cómo identificar esta problemática!

La Organización Mundial de la Salud estima que un 3% de la población infantil sufre depresión. Muchos niños no son diagnosticados, no son tratados y en algunos casos sus padres no detectan hasta largo tiempo señales de que algo les podría suceder. La depresión es incapacitante, bloquea la capacidad de disfrutar y en los niños limita la posibilidad de desarrollarse en plenitud.

Si un niño no recibe ayuda, se verá afectado el desarrollo de la personalidad y la autoestima. Además, estos niños tendrán más posibilidad de fracaso escolar, conductas de riesgo, aislamiento social y están más expuestos a futuros problemas psiquiátricos.

En la base de la depresión infantil encontramos distintas experiencias traumáticas de abuso y maltrato, situaciones como la pérdida de un ser querido, la separación de los padres, el ser objeto de bullying, los estresores -factores estresantes- escolares, los cambios de casa, ciudad o país, entre otros.

sadkiddos

¿Cómo identificar la depresión en un niño?

Se manifiesta de manera distinta al adulto, no es fácil identificar sus síntomas, considerando que además, los más pequeños no tienen aún capacidad para reconocer sus emociones. Cuanto menor es el niño, más le cuesta verbalizar lo que le pasa.

Pueden darse distintos cambios, algunos niños pueden engordar ya que comen más para aliviar los sentimientos de angustia y otros pueden adelgazar debido a que se inhibe su apetito. Los que son más grandes pueden expresar sentimientos de inseguridad, culpa o quejas acerca de que no les resultan las cosas.

Es importante poner atención en los  cambios de comportamiento, si se muestran apáticos, si constantemente están cansados, si actúan de forma regresiva, si dejan de disfrutar al realizar actividades que anteriormente les complacían, o no manifiestan motivación por jugar o aprender cosas nuevas. Si a estas características se suma el que el niño se ve continuamente triste, silencioso, irritable, está desafiante o se queja de dolores de cabeza, de estómago o de otras molestias físicas, podría pensarse en una depresión.

sadkidone

¿Cómo prevenir la depresión en los niños?

Fomente una relación de confianza con sus hijos en la cual ellos se sientan escuchados y puedan hablar con libertad de lo que sienten y de lo que les sucede y no dude de la veracidad de lo que el niño le cuenta.

Ayúdelo a comprender las emociones que experimenta, sin entregarle soluciones rápidas, hágale preguntas de modo que el mismo vaya reflexionando para encontrar respuestas, esto hará que el niño perciba que se le tiene confianza y que él es capaz de enfrentar sus dificultades.

La contención y el apoyo por parte de una figura importante para el niño, diluye la amenaza de la depresión. Destaque siempre lo positivo en sus experiencias incentivándolo a aprender de sus errores. Apóyelo entregándole seguridad y dándole herramientas para resolver conflictos y problemas por medio del diálogo, el intercambio de ideas y sugerencias.

Promueva hábitos saludables y espacios de autocuidado. Es fundamental para la salud mental y el bienestar de un niño mental cuidar la alimentación, dormir las horas necesarias, hacer ejercicios, actividades recreativas y mantener interacción con otros niños. Enseñe a su hijo el autocuidado y la autoprotección.

sadkidstres

Establezca instancias de colaboración y disfrute en familia. Los afectos y las buenas relaciones son protectores de la depresión tanto en niños como adultos. No le mienta si Ud. se siente triste, explíquele que está pasando por un momento difícil y que lo superará. Esconder lo que le pasa a sus niños incentiva sus miedos y preocupaciones.

Aunque para muchos puede resultar obvio, no olvide expresarle lo valioso que es como persona y lo mucho que lo quiere. Comente al médico del niño lo que le está sucediendo, existen problemas médicos que causan depresión. Si no hay razones físicas y si, a pesar del apoyo que usted le da los síntomas permanecen, busque ayuda terapéutica.

Susana Pérez Hidalgo
Psicóloga clínica
www.centrorumbos.cl

1 comentarios

Ignacio Zavala

22 de julio de 2017

Muy interesante artículo, sobre todo para comprender mejor los síntomas de la depresión en niños y tomar medidas a tiempo. Ignacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último