04 de 07 de 2017

#MommyBlogger: Mes 1 “La Incertidumbre”

Mesuo

No es fácil dar el primer paso ante la sospecha del momento que podría cambiarte la vida para siempre. ¿Cuántas de nosotras habremos estado en esa situación? La de llamar a tu amiga y decirle “weona cómprate un test y vente para acá”, incluso y muchas veces haciendo el ridículo.

El famoso minuto en el que decides hacerte un test de embarazo y salir de esa duda que hace días mantiene una incertidumbre implacable en tu vida/mente a veces termina siendo una anécdota y otras… bueno, otras veces se convierte en un instante decisivo.

Esta es una escena repetida, sobre todo para las mujeres de mi edad, pero la realidad es que todo empieza antes. Varios días antes del test. No son solo los síntomas, que la cabeza muchas veces confunde manipulando al cuerpo, va un poco más allá de lo físico, es un sentir distinto que sabes que está ahí pero te haces un poco la tonta para no tener que empezar a asumir.

Yo había estado varias veces en la encrucijada del test de embarazo, pero esta vez había algo distinto, no podría ponerlo en palabras. Un día te levantas y te sientes diferente, por eso ese primer paso se hace inminente: existe una imperiosa necesidad de confirmar la sospecha para poder hacerle caso a lo que tu instinto te viene diciendo hace rato, mucho antes del test, que te cuides, que esperes, que empieces a cambiar.

mesdos

Es una sensación que te recorre de pies a cabeza dándote la pista de que esta vez, esos 3 minutos que tarda el test en dar positivo o negativo, se convertirán en tu eternidad. Ese punto donde todo, real y finalmente, cambia.

Y efectivamente… esta vez fue distinto, me senté, esperé y aunque tardó un poquito más en aparecer, ya lo sabía, ahí estaba esa rayita del más que me decía: “tenías razón”.

Contextualicemos: yo soy periodista, tengo 26 años, un trabajo estable, soy soltera y vivo con mis papás. ¿Cómo debería caerme ese “tenías razón”? según muchos, mal.

¿Cómo fue realmente cuando vi ese positivo? Paz, perplejidad sí, pero también paz. Había estado escuchando a mi cuerpo y tenía razón, podía terminar por un rato al menos con esa incertidumbre.

mestres

Los días que vinieron después fueron de un estado de shock al mejor estilo “estoy flotando”, pero por lo menos ya no había incertidumbre. Podríamos decir que este mes es como un juego de ir y venir con esa sensación.

Después del shock (que duró varias semanas menos de lo que le duró al futuro papá, -confirmo una vez más que las mujeres somos el sexo fuerte-), vinieron días confusos y poco a poco se fueron llenando nuevamente de la famosa incertidumbre. Miles de preguntas que en un primer momento no se me ocurrieron, empezaron a dar vueltas por mi mente.

¿Cómo iba a contar esto? A mi familia, al papá, en el trabajo, ¿qué iban a pensar todos? ¿cómo lo iban a tomar? ¿iba a estar sola?… estas y miles más, por algo este mes se titula así, insisto. Pero ¿saben cuál fue la única pregunta que nunca se coló en mis turbulentos pensamientos?: ¿CÓMO LO VOY A HACER?

Nunca me pregunté eso, porque algo que desde el minuto uno supe, es que esto era algo que perfectamente iba a poder hacer, como fuera, pero que podía.

mescuatro

No me considero alguien especial por eso, ojo, creo que es algo que todas las mujeres tenemos innato. Una amiga me lo dijo hace poco: “una mujer siempre está lista para ser mamá” y por otro lado “nunca es el momento para tener hijos”, siempre habrá algo postergándolo. Pero si te toca, vas a saber que vas a poder. Está en ti, está ahí, y hoy está en mi más que nunca.

¡Chau incertidumbre, hola seguridad de que voy a ser la mejor mamá!

3 comentarios

Igna

10 de julio de 2017

¡Muy lindo todo!

Ale

05 de julio de 2017

Que hermosas las palabras, bello blog.

Valeria

05 de julio de 2017

Me encantó. Qué cierto y cuánto sentido tiene cada palabra de este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último