08 de 06 de 2017

¡Con zapatos nuevos!

converse

Si tienes varias preguntas importantes acerca del modo correcto de escoger su calzado, nosotros las respondemos por ti. ¡Descubre acá como encontrar el zapato perfecto!

La función del pie es el apoyo, el equilibrio y la progresión del paso; la del zapato, protegerlo de las irregularidades del suelo y evitar que se haga daño. Aunque, en términos generales, la madurez de la caminata no se consigue hasta los cinco años, si no existieran obstáculos, dejaríamos descalzos a los niños, pero como sí los hay, su calzado debe actuar como una continuidad de su pie, como una funda que garantice la plena libertad de movimiento, algo importante siempre, especialmente en esta etapa de la vida.

¿Puedo comprarlos aunque no se los pruebe antes?
No. El pequeño debe estar presente en el momento de la compra.

Ventaja de hacerlo
Podrás comprobar cómo le quedan en los dos pies y hacer que camine con ellos para ver si se encuentra cómodo.

Desventaja de no hacerlo
Suelen salir más caros porque son zapatos que no utilizará jamás, o deberás regresar a la tienda a cambiarlos.

zapatostres

Razones de la ciencia
Al nacer, los huesos del pie no están totalmente desarrollados, son prácticamente cartílagos. Esta falta de consistencia hace que el pie sea más vulnerable a la presión de un calzado inadecuado durante los primeros años de vida. Además, puede malformarse sin causar dolor, ya que instintivamente los niños adoptan trucos para evitar las molestias.
Cuando el calzado es especialmente rígido o duro, impide al pie desarrollar sus funciones naturales de equilibrio y movimiento. En este caso, estrenar zapatos puede convertirse en un calvario.

Debes saber que… Aunque sea su talla, el número no coincide en las diferentes marcas y algunos modelos pueden tener la punta más estrecha o los cierres demasiado ajustados para la anchura de sus tobillos.

¿Cada cuánto debo comprarle zapatos?
A los dos años, la mayoría de los niños ya saben expresar que están incómodos, pero al principio no se dan cuenta de que los zapatos les quedan pequeños, pues sus pies son tan flexibles que doblan los dedos para salir del paso. Sin embargo, no hay que esperar a que se quejen, porque probablemente no lo harán sino hasta que sufran verdadero dolor.

zapatosdos

Indicios para saber
1. Se calcula que los pies infantiles crecen unos tres centímetros al año, pero no existen fórmulas para determinar con qué regularidad tenemos que renovar los zapatos, porque la evolución es distinta en cada niño.
2. Para saber si los zapatos le quedan pequeños, basta con apretar regularmente la punta con el pulgar y comprobar que el dedo gordo del pie no la toca.

Debes saber que…
En los primeros años de vida, la velocidad de crecimiento del pie es superior a la capacidad de deteriorar el calzado.

¿Está bien comprarlos de segunda mano o ponerle los que dejó su primo?
No. Desde el punto de vista anatómico, todos los pies son distintos. Además, cada persona tiene una forma particular de caminar. Heredar zapatos no es recomendable porque la forma que ha dado el primer pequeño a ese calzado puede no coincidir con la del pie del segundo; tal diferencia podría provocar complicaciones en el desarrollo del pie, como pie plano.

zapatosuno

¿Cómo debe ser su calzado a esta edad?
• De planta ancha y forma cuadrada o redondeada, nunca puntiaguda para evitar que los dedos se monten entre sí.
• De tejido flexible, para que se adapten fácilmente al pie. La suela debe ser también flexible; puedes comprobarlo doblándola hacia arriba.
• Ligero, que permita a tu hijo caminar con desenvoltura.
• Sin taco, para facilitar el juego de la articulación del pie.
• Con sujeción firme. Los zapatos muy abiertos se les salen con facilidad.
• Regulable a la anchura del pie, sea con cordones, cierres o correas.
• El mejor material es el cuero natural, que favorece la correcta transpiración (los pies de los niños suelen sudar mucho). El plástico está totalmente desaconsejado, porque impide la transpiración.

Debes saber que…
A esta edad ya pueden utilizar diferentes tipos de calzado: zapatillas de lona, deportivos, sandalias de playa…, pero debes evitar los mocasines y las hawianas. Este tipo de calzado no sujeta bien el pie y obliga a realizar un esfuerzo innecesario al caminar. ¡Cuida sus pies desde ahora!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último