18 de 05 de 2017

¡Achú! Llegará la lluvia

sickids

Esta es una miniguía que te ayudará a saber qué hacer contra a los padecimientos de la temporada. ¡Entérate acá!

En esta época, además de empezar a cargar chaquetas y disponerse a llevar siempre un paraguas, hay que estar atentos a algunas enfermedades muy particulares. El estómago, la piel y el sistema respiratorio serán los afectados. Veamos qué hacer.

ALERGIAS

Ocurre que las reinas de las enfermedades son las alergias, esas “respuestas exageradas del organismo al contacto con una partícula o sustancia que se ingiere, inhala o toca”. En estos meses, el polvo, la humedad, los cambios bruscos de temperatura, los hongos y la caspa de animales hacen de las suyas en los pequeñitos. La médica pediatra Oralia Véliz Henkel señala que la rinitis es la que se presenta con mayor frecuencia (le siguen la conjuntivitis y el asma). Se trata de una enfermedad en la cual la mucosa nasal se inflama cuando se inhalan sustancias extrañas al organismo (alergenos). El niño presenta ojos llorosos, estornudos, congestión, flujo nasal, picazón en ojos, nariz y garganta, entre otros.

CUIDADOS Y TRATAMIENTOS
Para controlar las alergias, además de un tratamiento farmacológico específico recomendado por el médico, hay que seguir medidas generales como:
• Evitar la exposición al alergeno que provoca la reacción.
• Tratar de no permanecer en ambientes encerrados o muy húmedos.
• Sacudir y lavar con frecuencia colchones, almohadas y alfombras, lugares donde pululan ácaros.
• No dejar que se acumule polvo en la casa.
• No fumar y alejarse de las personas que lo hacen.

enfermodos

VARICELA

Aunque puede aparecer en cualquier época del año, es más frecuente entre marzo y mayo, principalmente en niños de entre dos y diez años, nos explica la pediatra Nancy de Jesús Cortés Bermúdez. Esta enfermedad, sumamente contagiosa, es causada por el virus varicela zóster. Hasta una semana antes de la aparición de las típicas lesiones en la piel, el niño suele presentar fiebre ligera y falta de apetito. Posteriormente surgen, de forma rápida y progresiva, máculas (manchas) que evolucionan a pápulas (granos) y vesículas (con contenido acuoso) en toda la piel (incluyendo cara), en el tronco y en las mucosas (boca, conjuntiva, vagina y recto). A esto se agrega la rasquiña excesiva. La duración de las erupciones suele ser de diez días; después, las costras comenzarán a desprenderse, proceso que puede alargarse dos semanas más.

CUIDADOS Y TRATAMIENTOS
Una vez que aparece, no hay forma de detenerla. Lo mejor que podemos hacer es que su evolución sea lo más llevadera posible. Para ello:
• Hay que mantener muy limpia su piel. Ten mucho cuidado con las lesiones que están cerca de orificios naturales como la nariz o el ano.
• Córtale las uñas para evitar que se lesione al rascarse (trata de que no lo haga, pues esto podría conducir a otro tipo de infecciones).
• Si la rasquiña es muy intensa, consulta con su pediatra si puedes ponerle un “antipruriginoso local”, como la calamina.
• Si presenta fiebre, hay que controlarla con medios físicos. Evita los medicamentos, a menos que sean recetados por el médico.
• La ropa de cama debe ser fresca, suave y suelta, para no lastimar su piel. Evita la ropa áspera, como la lana.
• Los baños deben ser cortos, con agua tibia y poco jabón. Una buena idea son los baños de avena o almidón para suavizar la piel.
• Se recomienda que durante todo este tiempo el niño no vaya al colegio ni juegue con otros chicos.

enfermouno

ENFERMEDADES GASTROINTESTINALES

En estos días, las salas de espera de consultorios están llenos de niños con malestar estomacal; ya empezó la época en que se multiplican los problemas ocasionados por virus, bacterias o parásitos, nos dice el doctor Víctor Jurado, pediatra y neonatólogo. Una de las enfermedades gastrointestinales más frecuentes son las llamadas parasitosis, infecciones intestinales causadas por la ingestión de quistes de protozoos, huevos o larvas de gusanos. Una de ellas es la amebiasis, por alimentos contaminados con materia fecal y mal lavados o por falta de higiene en las manos. Otras son salmonella, Escherichia coli, shigella y giardias.

CUIDADOS Y TRATAMIENTOS
El estómago de tus hijos es un blanco fácil por la contaminación. Por eso debes…
• Tapar los alimentos para evitar que se posen moscas y animales que contribuyen a propagar virus y bacterias.
• Evitar que coman en la calle o en lugares poco higiénicos.
• Cocinar bien los alimentos antes de dárselos. Olvida los pescados y mariscos crudos.
• Lavar y desinfectar perfectamente frutas y verduras.
• Es primordial seguir el hábito de lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer.
• Desinfectar muy bien mamaderas y juguetes; extremar las medidas higiénicas con el lavado de manos.
• No dudes en acudir al médico inmediatamente si presenta de dos a tres evacuaciones líquidas o muy blandas
en una hora, tiene fiebre o sangre en heces, dolor abdominal que no cede y fiebre.

sickstres

Para tener en cuenta
En el caso de los niños muy pequeños, muchas veces al jugar se llevan a la boca cualquier objeto que puede estar infectado con virus, bacterias o parásitos, así que hay que vigilar muy de cerca lo que hacen.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último