15 de 05 de 2017

SU PRIMERA HORA

babyborn

Lo esencial para él es encontrarse con su mamá y la naturaleza los ayuda a lograrlo.

Nueve meses de espera y, por fin, tu bebé está aquí. El cambio para los dos es tremendo. El recién llegado debe adaptarse a la vida fuera del protector útero materno y tú, mamá, tendrás que asumir un nuevo papel y aprender a cuidar de esa personita que has traído al mundo. Para que se acomoden antes y mejor a la nueva situación, para que entre ustedes se establezca una buena relación de apego, lo mejor es que estén juntos, piel con piel, desde el primer momento. No importa que seas primeriza ni que tu recién nacido parezca una criatura desvalida y dependiente. Tampoco es decisivo que haya venido al mundo en un parto vaginal o por cesárea. La naturaleza los ha dotado con los mecanismos necesarios para que puedan empezar a conocerse, entenderse y quererse desde el primer instante.

Piel con piel con mamá

Si no hay una causa médica que justifique la separación, se coloca al bebé sobre el torso desnudo de la madre inmediatamente nace. En las cesáreas con epidural, si la mujer y el niño están bien, también se procura facilitar ese primer encuentro. El calorcito materno ayuda al bebé a mantener la temperatura corporal adecuada y a estabilizarse, le aporta seguridad y lo relaja.

babyborn1

Está comprobado: los recién nacidos que pasan el periodo posterior al parto encima de su mamá lloran menos. Ya en ese encuentro inicial, madre e hijo siguen unas pautas de comportamiento innatas que favorecen el vínculo afectivo. Es como si ambos hablaran un mismo lenguaje: la madre recibe al bebé, lo sostiene y abraza contra su pecho y, con frecuencia, instintivamente lo coloca sobre el lado izquierdo, donde late su corazón. El bebé reacciona acurrucándose y tranquilizándose.

La visión del recién nacido suele despertar el instinto maternal. Desde el primer instante surge un deseo de proteger y cuidar al nuevo ser. Hay una explicación fisiológica: el contacto físico estrecho madre-hijo hace que la mujer genere oxitocina, la llamada hormona del apego. Diversos estudios han demostrado que esta hormona (la misma que provoca las contracciones uterinas, favorece la expulsión de la placenta y estimula la salida de la leche) tiene un papel decisivo en la interacción de la madre con el recién nacido.

babyborn3

Al pecho lo antes posible

Tras el nacimiento, independientemente del tipo de parto, cualquier niño se puede poner en contacto con su madre y comenzar a tomar del pecho en los primeros minutos de vida, siempre que no existan razones médicas que justifiquen su separación. Algunos estudios sugieren que el porcentaje de mujeres que tienen problemas para amamantar es mayor entre las que han dado a luz por cesárea, porque con frecuencia se empieza a dar el pecho más tardíamente; comenzar a amamantar lo antes posible, preferiblemente en la primera hora de vida del bebé, favorece que la lactancia se desarrolle fácilmente.

En la hora que sigue al parto, el bebé se encuentra en un estado de alerta que no volveremos a ver en meses. Es capaz de encontrar él solo el pecho. Si lo dejamos sobre el vientre de su madre, se acerca al pezón; se guía por el olor y también por la vista: tiene preferencias visuales por los contrastes entre claro y oscuro (la areola mamaria) y por las formas redondas (el pezón). Cuando llega cerca del pezón, abre mucho la boca; tras varios intentos consigue engancharse perfectamente. En ese momento, su cuerpo y el de su madre se llenan de hormonas: más oxitocina, prolactina, más endorfinas. Un sistema de amor que se retroalimenta del placer de estar juntos. La madre es lo que el bebé necesita; lo esencial para él es encontrarse con ella. Y lo mismo le ocurre a la madre: el bebé es lo que ella necesita para concretar su instinto maternal.

Que estos momentos que vivirás, sean únicos y especiales para ti.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último