07 de 04 de 2017

LA HERMOSA TAREA DE SER PADRES

fotografiafamiliar

Las herramientas que entreguemos a nuestros hijos serán la base para que sean adultos motivados, responsables y fortalecidos. ¡Descubre aquí cómo lograrlo!

El ser padres va más allá de decidir serlo, es tener claro que desde la concepción el cimiento será formarlos física, psicológica, emocional, social y espiritualmente.

No tenemos un manual de padres, solo existe el interés innato de criar desde el ¡AMOR INFINITO! Esta es una de las labores más difíciles, pero a su vez la más gratificante, una de las tareas más complejas es el trayecto de educar.

Esta hermosa labor se va aprendiendo en el camino, es unas de las misiones más hermosas que no tiene universidad ni preparación. La practica la hacemos sin experiencia previa y se comenten errores muchas veces, pero a partir de nuestra propia enseñanza -dada por nuestros progenitores- es como inculcamos valores y educación a nuestros hijos.

familiauno

Pero muchas veces se hace difícil de llevar, porque tratamos de no dañar e irrumpir en la formación y bienestar de nuestros niños y jóvenes. Sé que muchos padres -más de una vez- se han sentido colapsados y con sentimientos de culpa por cuestionarse que no lo están haciendo bien, de qué consecuencias podría ocasionar esa actitud -del momento- con sus pequeños o jóvenes adolescentes, a través del golpe en la mesa por ejemplo, el grito o el castigo que les dieron.

Debemos hacernos conscientes que en estas instancias es de vital importancia reconocer ante nuestros hijos, la mala actitud que a veces tenemos con ellos. Si nos hemos equivocado o nos hemos extralimitado, tenemos que hacerles ver que como padres no somos perfectos y que muchas veces en este camino de educar cometemos más de un error, pero que por sobre todo cada cosa que deseamos mejorar en ellos es infinitamente por AMOR PURO Y QUE ESE AMOR ES INCONDICIONAL Y ESTA POR SOBRE CUALQUIER COSA.

familiatres

A partir de aquí, les estamos enseñando a nuestros hijos -en base al ejemplo y dejando claro con un doble mensaje- que es sano y valido equivocarse, que no somos perfectos, que más allá de ser padres, somos humanos y tenemos el derecho a equivocarnos al igual que ellos, porque tampoco existe un manual para ser el hijo “perfecto” o el mejor en todo.

Pero cuando nos damos cuenta de haber cometido un error, seamos capaces de pedir “disculpas” y que no por el hecho de ser padres o madres, es contraproducente hacerlo asumiendo que también nos equivocamos.

También debemos trabajar en sacar de nuestra mente la idea de tener hijos “perfectos”, aceptando que somos seres que poseemos limitaciones y cuestionamientos de una enseñanza que tal vez también fue basada en errores no intencionados por nuestros progenitores.

familiados

Si pusiéramos en práctica “esto” llevándonos a tomar conciencia, borraríamos el ego, el miedo, el ser muchas veces autoritarios con nosotros mismos y con nuestros hijos.

Finalmente -es muy importante- considerar que desde esta vereda también aprendemos a reconocer la difícil labor que tuvieron nuestros padres, que trataron de hacerlo de la mejor forma posible, que a partir de nuestra propia educación y enseñanza, mejoramos aquellos errores, brindando una educación emocional positiva a nuestros niños.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último