10 de 03 de 2017

8 trucos para ayudarle a dormir

cama-slide

Tu hijo va a dormir a pierna suelta algún día, pero hasta entonces, puedes trazar un plan de sueño personalizado para que les ayude a descansar mejor a todos. Ahora que ya tiene más de seis meses, la naturaleza juega a su favor, así que ¡empieza esta misma noche!

Muchos padres acuden a la consulta del pediatra agobiados porque su guagua apenas duerme por la noche. “Hacen lo correcto, porque la primera medida que hay que tomar cuando esto ocurre es descartar que el pequeño tenga algún problema de salud”, explica la psicóloga infantil Rosa Jové, autora del libro Dormir sin lágrimas.

Comprobado que el niño está en perfecto estado, no les queda más remedio que armarse de paciencia y pensar que el sueño infantil va cambiando según transcurren las etapas del desarrollo. Es normal que tu bebé tarde en dormir, que llore al verse solo en la cuna y que se despierte cada cierto rato. Afortunadamente, esto no es eterno ni imposible de cambiar.

Los trucos que debes considerar son:

1) Crear el ambiente idóneo. Ventila su pieza un ratito antes de acostarlo y, luego comprueba que la temperatura oscile entre los 22º y los 24ºC.

baño1

2) Báñalo. Puede ser uno de los pasos de su rutina, siempre y cuando compruebes que el contacto con el agua calientita le tranquiliza (a algunos los energiza).

3) Sigue siempre el mismo ritual para acostarlo. En el segundo semestre de vida, la guagua empieza a entender las relaciones causa-efecto. Por eso si practicas con tu hijo a diario la misma rutina antes de llevarlo a la cuna, podrá anticipar que ha llegado la hora de “desconectarse”.

4) Dale un masaje facial, es ideal para relajarlo. También puedes incluirlo en el ritual nocturno. Masajea sus sienes con suaves movimientos circulares durante un minuto más o menos y sigue acariciando su nariz de arriba a abajo, haciendo hincapié en el entrecejo, otro minuto.

baño2

5) Mécele en brazos. Los vaivenes que les produce el mecerse en brazos de mamá o papá ayudan a los pequeños a acompasar su ritmo cardiaco así como su respiración, lo que les predispone al sueño.

6) A los niños les relaja succionar ya sea en pecho, mamadera o chupete. Si tu hijo se despierta en mitad de la noche y le ofreces alguna de estas posibilidades, seguramente volverá a dormirse mucho antes de lo que crees.

7) Cántale una canción de cuna. Al cantar liberamos endorfinas, unas hormonas que producen la sensación de serenidad y agrado, pero lo más curioso es que este estado de bienestar se da tanto en el que canta como en el que escucha.

baño3

8) Dormir en compañía. No hay nada que agrade más a los niños que sentirte acompañados. La mayoría prefiere dormir con alguno de sus padres o hermanos, pero otros simplemente se sienten reconfortados con un muñeco. Prueba y utiliza lo que mejor le vaya a tu hijo.

Con estos tips, es sólo cuestión de tiempo para que se acostumbre.

 

[Por: Silvia Candano / Asesora: Rosa Jové, Psicopediatra y autora de Dormir sin lágrimas]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último