09 de 03 de 2017

¿Mamitis aguda?

mamon1

Tener pesadillas, llorar por todo y no dejarte ir a la pieza cercana sin acompañarte, son síntomas habituales de la angustia de la separación. Una sensación que algunos toman demasiado a la ligera, como una manipulación por parte de los niños.

Por lo general los niños suelen adaptarse pronto a la sala cuna o a la casa de la abuela, y dejan de llorar a la entrada y durante su estancia allí. Pero tampoco es raro que se vuelvan la sombra de la mamá por la tarde y por la noche, cuando la recuperan.

Como explica el pediatra Carlos González, los niños “pueden mostrar conductas evitantes o ambivalentes cuando la madre vuelve del trabajo. Pueden ignorarla, negándole el saludo y la mirada, o bien colgarse de ella como una lapa y exigir constante atención, o incluso mostrarse agresivos. Es muy normal que alternen las tres conductas en rápida sucesión. No hay que tomárselo como algo personal. Enojarse con él o intentar técnicas educativas para modificar la conducta es una pérdida de tiempo”.

mamitis3

Como explica la psicóloga infantil Lourdes Jiménez Díaz: “Este comportamiento tiene más que ver con el descubrimiento del yo, con la noción de que es un ser independiente de su madre, y no con el hecho de que vaya o no a la sala cuna. Sí es cierto que las situaciones estresantes o toda novedad en la rutina (desde un colegio nuevo hasta un cambio de pieza) acentúan la tendencia”.

“En un caótico mundo donde nada permanece, la cercanía de la persona que siempre ha estado ahí para atenderles es lo que les da seguridad. El bebé, en su crecimiento, intercala fases en que se siente más autónomo o más dependiente, incluso en el mismo día”, confiesa la psicóloga.

mamitis2

Esta es una etapa y con tu cariño y compresión, se le pasará. “Nadie pide lo que no necesita”, recuerda la psicopedagoga Laura Gutman. Aunque parezca que así será menos doloroso, no debes irte nunca sin despedirte de tu guagua. Eso solo alimentaría su inseguridad.

No te dejes llevar por los comentarios sobre si tiene mamitis o lo mucho que lo malcrías al tenerlo en brazos, darle pecho, meterlo en la cama, etc. Si no lo atiendes cuando llora y cuando demanda tu atención, dejará de llorar, por supuesto, ya no va a exigir atención. Pero su salud emocional se resentirá.

mamitis4

Algunos juegos, como el de ¿dónde está la guagua? o el escondite, sin que deje de verte del todo, pueden ser útiles para que se vaya haciendo la idea de que, aunque no te vea en todo momento, no vas a desaparecer de su vida para siempre.

Permanece a su lado cuando vaya al médico. Es en esos momentos estresantes cuando la angustia de la separación puede crecer más en ellos; aun si ya han superado esa etapa, pueden tener una recaída.

No te desanimes, poco a poco él entenderá que nunca te irás de su lado.

[Por: Laura Guzmán]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último