02 de 03 de 2017

¡A pasear!

primer-paseo

Ya es hora de cumplir ese momento entre tu bebé y tú que tanto imaginaste durante el embarazo: el día de su primer paseo juntos ha llegado.

Hace años se recomendaba no sacar al recién nacido de casa hasta que cumpliera cuarenta días de vida, pero hoy sabemos que este consejo carece de sentido. Salir a la calle entrena el sistema de termorregulación corporal y hace que el pequeño poco a poco vaya tolerando mejor los cambios de temperatura. Por ello, salvo que haga demasiado frío o llueva mucho, puedes salir de paseo con tu bebé desde el mismo día que les dan de alta en el hospital.

¿Dónde lo llevo?
Elige una zona verde, para que el aire sea lo más puro posible y no haya muchos ruidos.

¿Cuánto tiempo podemos estar fuera?
No hay un tiempo máximo o mínimo recomendado por los especialistas; sin embargo, lo que sí aconsejan es sacar al bebé un rato por la mañana y otro por la tarde. Si tiene frías las manitas y la punta de la nariz, es necesario volver porque son síntomas de que se está enfriando.

paseo2

¿Salimos antes o después de comer?
Pueden hacerlo antes o después, las dos opciones son buenas. Si salen antes de comer, el movimiento del cochecito le abrirá el apetito y comerá mejor. Si van después, ese movimiento constante se convertirá en un suave balanceo que favorecerá su digestión y le ayudará a quedarse profundamente dormido.

Tips
- No salgas sin comprobar que llevas todo lo necesario en el bolso.
- Vístelo en capas, para que puedas retirarle o ponerle prendas según el ambiente, y facilitar la adaptación de su temperatura corporal.
- Busca protección para el cochecito en caso de que llueva, así tu bebé no se mojará ni le llegarán corrientes de aire directas.
- Debes tener mucha precaución con el sol directo, aunque esté nublado. En menores de seis meses, la protección solar debe basarse en paseos por la sombra.

paseo-en-coche

Beneficios

1. La luz del sol (incluso aunque el día esté nublado) estimula su producción de vitamina D, la cual se encarga de fijar el calcio a los huesos.
2. Respirar aire puro oxigena su organismo y, en consecuencia, come y duerme mejor.
3. El movimiento rítmico del cochecito lo relaja.
4. A partir de su primer trimestre de vida, se fija en estímulos como la luz ambiental, los diferentes sonidos, la variedad de colores, la presencia de otras personas… Todo ello ayuda a su desarrollo sensorial, emocional e intelectual.
5. Para ti, caminar te ayuda a activar tus músculos y tu sistema cardiorrespiratorio y, de paso, a quemar los kilos de más que hayas ganado durante el embarazo. Además, recibir la luz del sol, conversar con gente y distraerte observando la naturaleza te mantendrá alejada de una posible depresión posparto.

paseo3

¿Sillita o cochecito?
Al final de su segundo trimestre, podrás notar que cuando mantienes a tu hijo en tu regazo mirando al frente, intenta lanzarse hacia delante para tomar aquello que ha llamado su atención. Pues bien, este movimiento evidencia que ya está preparado para abandonar el cochecito de bebé y empezar a usar la sillita; en otras palabras, para dejar de pasear acostado y empezar a hacerlo sentado. ¡Qué gran avance! Esta novedad es un cambio muy positivo en su vida, pues le va a ayudar a mejorar sus capacidades de atención y concentración, a calcular las distancias entre los objetos, a perfeccionar sus sentidos, a impulsar su imaginación.

[Por: Silvia Cándano / Asesoría y Neonatóloga: Ersilia González Carrasco]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último