27 de 07 de 2016

MAMÁ PRIMERIZA: 5 PREGUNTAS FRECUENTES

poor

En tu afán por querer que tu hijo crezca sano y feliz, es lógico que te surjan muchísimas dudas. Aquí respondemos las más comunes.

1) ¿Cuándo y cuánto debe comer el bebé?
Si no hay problemas médicos que lo impidan, el recién nacido debería empezar a comer en la misma sala de parto y aprovechar ese estado de vigilia inicial que puede producir una succión más vigorosa.

Es preferible no establecer horarios y dejar que él mismo regule su espacio entre las tomas y el tiempo que permanece en el pecho. Ojo: el estómago de los recién nacidos es muy pequeño, así que es probable que reclame comida muchas veces al día, pero tome poca cantidad.

jjj

2) ¿Cuánto peso debe subir a la semana?
El aumento de peso de las guaguas puede variar un poco según el tipo de lactancia que lleven, pero lo habitual es que aumente entre 150 y 200 gramos semanalmente. Eso sí, no hay que obsesionarse: no es necesario pesar a tu bebé a cada rato, el pediatra se encargará de hacerlo cuando le toque su control y te dirá si nota algo anormal.

Además, no tienes que preocuparte si durante los primeros días de vida pierde peso, ya que a la mayoría de las guaguas les pasa (se considera normal hasta un 10% menos).

111

3) ¿Y si tiene fiebre?
Si tu bebé de menos de tres meses presenta una temperatura mayor a 35,5ºC hay que llamar al pediatra o acudir a su consulta. Es probable que después de alguna vacuna se muestre irritable o tenga unas décimas de fiebre. Es una reacción normal que debería durar entre 24 y 48 horas.

4) Se puso amarillo, ¿está enfermo?
Muchos niños, en sus primeros días de vida, adquieren un tono amarillento. Es lo que se conoce como ictericia. El pediatra valorará la necesidad de realizarle exámenes, pero en la mayoría de los casos basta con exponer al recién nacido a la luz solar (hay que entender por “luz solar” como la luz natural, pero no directa. La piel de las guaguas no debe exponerse al sol).

Bastará con dejarlo, diariamente, 10 minutos boca arriba y otros 10 minutos boca abajo, a través de la ventana. Esto lo ayudará a metabolizar la bilirrubina y eliminarla por la orina.

t

5) ¿Cuándo puedo empezar a establecer su rutina?
Durante los primeros 3 meses de vida, los ritmos de sueño y comida son irregulares. Sin embargo, a partir de los tres meses -aproximadamente- puedes empezar a establecer rutinas que le ayudarán a anticipar qué va a pasar y, por lo tanto, a sentirse más seguro. Por ejemplo: procura que la comida, el paseo o el baño sean siempre a la misma hora.

Aún así, es importante que tengas en cuenta que no todos los niños son iguales y que no existen patrones de conducta establecidos. ¡Cada niño tiene sus tiempos y sus mañas!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último