06 de 01 de 2015

¿Y QUÉ NOMBRE LE PONDREMOS?

nombres

Piensen. ¿Nuestra vida habría sido igual si nuestros padres nos hubieran inscrito en el registro civil con nombres como “Wasabi”, “Yasthin” o “Yamming”?

Hemos escrito antes sobre este tema pero las noticias casi nos obligan a tratarlo nuevamente. Es un hecho que el nombre, de alguna manera, nos determina. Por algo existe una ley que nos permite cambiarlo si sentimos (y demostramos) que nos menoscaba , es decir, nos perjudica.

Ya desde el momento que circula en las redes sociales un carné de identidad de una persona con un nombre abiertamente ridículo, por mucho que le tapen los ojos con una huincha negra, es un motivo más que de sobra para hacerse la pregunta “¿en qué estaban pensando los papás cuando inscribieron así a sus hijos?”.

bautizo

Hace unos días apareció una noticia en algunos medios relacionada con el fin de la primera teleserie turca que arrasó con la sintonía, cuyos protagonistas, Onur y Sherezade, al parecer fueron la inspiración de muchos padres que decidieron bautizar con esos nombres a sus pequeños.

Esto es algo que se repite y que probablemente no va a variar mucho, sin embargo, bien vale la pena pensar en ellos, en nuestros hijos, antes de decidir cuál será el nombre que deberán llevar toda la vida (a menos de que tengan los recursos para pagar un abogado que haga el trámite para cambiarlo, después de los 18 años).

Que nos guste mucho un actor, una calle o el guapo actor de una serie, no es razón para que “marquemos” de por vida a los niños ¿no les parece?

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último