25 de 04 de 2011

Obesidad infantil: Asumamos nuestra responsalidad

Reconozcámoslo: A veces pensamos que el pediatra es un exagerado cuando nos dice que nuestro angelito está ‘un poco pasado de peso’ y hacemos oídos sordos a sus recomendaciones. El niño está sano y bien, pero ¿objetivamente es así? Cuando el tema ya se nos arranca de las manos, y los rollitos empiezan a notarse más, comenzamos a culpar a la comida chatarra, a la industria alimenticia, al kiosco del colegio, a los videojuegos, etc, etc. Y cuando hemos alcanzado ese punto, ya es mucho más difícil o inculcar hábitos y costumbres en los pequeños. ¿Alguno de ustedes sabe lo difícil que es quitarle el pan a un niño con sobrepeso? ¿O lo que cuesta convencerlo que salga a jugar al parque o andar en bicicleta? Pienso que hay muchas mamás que ahora están pasando por esto o ya lo experimentaron, y pueden contarnos la batalla que deben dar día a día con sus hijos, porque a partir de aquí, el problema se convierte en una bola de nieve: problemas de autoestima, llantos, peleas, bromas en el colegio, idas y venidas con el médico…

Es admirable que el gobierno y las autoridades de salud se estén preocupando de nuestros hijos, con iniciativas legislativas orientadas a protegerlos de los alimentos altos en grasas y que no tienen ningún aporte nutricional, pero al final del día: ¿Quiénes son los verdaderos responsables de la salud de los niños? Nosotros, los padres, sin lugar a dudas.

Nosotros hacemos las compras de supermercado, nosotros estamos con ellos todos los días, los criamos, les enseñamos, compartimos la mesa con ellos, predicamos con el ejemplo. Dejémos de hacernos ‘los lesos’, seguir con la negación o de culpar a otros. Con la mano en el corazón: ¿Tienes siempre bebidas gaseosas en tu refrigerador? ¿Ellos toman todos los días? ¿Le mandas galletas dulces de colación al colegio? ¿Qué verduras le gustan a tus niños? ¿Cuál es su comida favorita? ¿Cuántas veces al mes los invitas a un local de comida rápida? ¿Qué les ofreces de postre después de almorzar? ¿Comen mientras ven tele? ¿Los fines de semana compartes una actividad física con ellos, como andar en bicicleta, patinar, pasear por un cerro, jugar en el parque a la pelota? Contesta en conciencia estas preguntas porque quizás es hora de tomar algunas medidas que harán la vida de tus hijos y la tuya, mucho más feliz. La mejor herencia que le podemos dejar a nuestros pequeños no es sólo la educación; también una buena salud. Aunque, claro, nadie dice que la tarea va ser fácil. ¡Mucha suerte con eso!

 

 

1 comentarios

Mexicana Casquivana

26 de abril de 2011

Por fin una voz de la razón!!! con toda este boom en la tele y los medios de información sobre la ley de super 8 y la sal y el azucar en los alimentos, todo el mundo se da golpes de pecho y dice "si, el gobierno debiera controlar la situación" sin tomar en cuenta que somos nostros los que estamos en el día a día de la vida del niño. Comenzar ahora como padres (y también los educadores debieran ponerle pilas a esto) nos ahorrará muchos dolores de cabeza en el futuro y a nuestros niños un montón de enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último